TSJ vs Fiscal General de la Republica - Memorias por la vida
2937
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-2937,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

TSJ vs. Fiscal General de la República

Hasta la fecha, se ha evidenciado un constante atropello jurídico contra la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, por parte del TSJ con las intenciones de desplazarla de sus atribuciones, luego de criticar el nuevo proyecto político del Gobierno: la Constituyente.

El 12 de junio el TSJ declaró inadmisible el recurso interpuesto por la Fiscal General, en el que pedía la anulación de la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente. Luego de ello, el TSJ arremetió contra la Fiscal admitiendo, bajo un fraude procesal, una solicitud de antejuicio de mérito, pero iniciando en su contra un procedimiento por faltas graves en el ejercicio de su cargo.

La gravedad de ello es que el TSJ, bajo un ficticio procedimiento penal contra la Fiscal, le prohibió salir del país, enajenar y gravar sus bienes, le congeló todas sus cuentas bancarias y la suspendió automáticamente de seguir ejerciendo su cargo y de ejercer otro cargo público, tal como señala el art. 380 del Código Orgánico Procesal Penal.

Todo se hace dentro de un contexto en el que el TSJ con la sentencia No. 470 admitió otro recurso interpuesto por la Fiscal General contra las bases comiciales de la AN Constituyente. Aunado a ello, y sin que nadie lo pidiese, anuló el nombramiento de su Vicefiscal General, Rafael González por señalar que la aprobación de la AN de este vicefiscal es inválida por encontrarse en desacato.

Actuando así, la Sala Constitucional usurpó funciones del MP al designar como vicefiscal a Katherine Harrington, designación que sólo le compete a la Fiscal General según el art. 25 numeral 3 de la Ley Orgánica del Ministerio Público, en violación del principio de separación de poderes contenido en el art. 136 de nuestra Constitución.

Asimismo, en el marco de las protestas, el Foro Penal ha denunciado que jueces han solicitado fiadores a manifestantes detenidos -sin ninguna imputación por parte del MP- como una “táctica dilatoria y sistemática” para mantenerlos más tiempo detenidos, otra violación a sus derechos humanos, junto con las agresiones y maltratos que reciben en los centros de reclusión.

Durante una rueda de prensa el 25 de julio Luisa Ortega Díaz señaló que los magistrados del TSJ usurpan poderes en el país y son responsables de la violencia y la crisis: “Ustedes magistrados son los que han provocado esta situación. El TSJ ha venido repartiendo las competencias del Ministerio Público a cualquiera que se les atraviesa por ahí” denunció.

Igualmente dijo que habilitarán oficinas a partir del 28 de julio para recibir denuncias de aquellos funcionarios públicos que fueron amenazados para votar en la Asamblea Nacional Constituyente el 30 de julio: “Quiero que sepan que estoy resteada con ustedes pueblo de Venezuela. Llamo a todos a que se cumpla la CRBV y se invoque el artículo 333 de nuestra Carta Magna”, dijo.

El 5 de agosto la ANC tomó su primera decisión y destituyó a la fiscal general. “Quieren esconder las pruebas de Odebrecht (constructora brasileña), las pruebas de la corrupción en Venezuela, las pruebas de las violaciones de los derechos humanos. Por eso me destituyen. Les ratificó que en Venezuela está en pleno desarrollo un golpe contra la Constitución promovido por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y el Ejecutivo Nacional”, dijo Ortega. Según la ONG Transparencia Venezuela, el TSJ allanó el camino y dictó 12 sentencias sólo en cuatro semanas para destituir a Luisa Ortega Díaz.

La fiscal general de la República se encuentra en el exilio y ha visitado varios países de América Latina. Ha denunciado y dado a conocer la corrupción de los altos funcionarios del gobierno. Además, ha dado mensajes de aliento al país y también ha afirmado que lo que está haciendo es para la defensa de la nación.

 

El vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, demandó al Tribunal Supremo de Justicia y al Ministerio Público instar una orden de captura internacional contra la exfiscal general destituida por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Luisa Ortega Díaz para que responda por las muertes que causó junto a la derecha venezolana en el fallido golpe del año pasado, expuso El Aissami.

 

La ex Fiscal General de la República de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, respondió que no ha cometido ningún delito y está dispuesta a “enfrentar  cualquier proceso y situación” respecto a las amenazas de aprehensión del Vicepresidente, Tareck El Aissami.