Fabían Urbina - Memorias por la vida
7461
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-7461,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Fabían Urbina

El 19 de junio de 2017, a las 4 de la tarde en el distribuidor Altamira en Caracas, se encontraban un grupo de venezolanos manifestando pacíficamente, entre ellos, un adolescente de 17 años llamado Fabián Urbina Barrios.
Ese mismo día, su padre, Iván Urbina, narra que lo llevó hasta el terminal de autobuses en Maracay para que tomara su transporte con dirección a Caracas. La última conversación que tuvieron por teléfono no fue efectiva y la siguiente, fue de su hermano anunciándole que se dirigiera inmediatamente a la Clínica Ávila.
A pesar de que el artículo 68 de la Constitución prohíbe el uso de armas en protestas, el funcionario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), actualmente imputado, Johan Eduardo Rojas, decidió infringir la ley y su responsabilidad como cuerpo de seguridad del Estado, accionando un arma de fuego directamente sobre el cuerpo de Fabián Urbina.
“Te puedo decir que perder a un hijo de la forma como lo perdimos nosotros, injustamente, asesinado por un militar, es algo que uno no supera. Es obligatorio convivir con ese sentimiento, pero uno no lo supera”, agrega Urbina.
El joven ingresó a la clínica sin signos vitales y según su protocolo de autopsia, falleció debido a un shock hipovolémico por hemorragia interna, producto de la herida ocasionada en el tórax.
A pesar de que el resto del componente observó el ataque hacia un venezolano que lo único que deseaba era recuperar ese país que tanto le describía su padre, ninguno ofreció ayuda.
Johan Eduardo Rojas Díaz, fue imputado por la comisión de los siguientes delitos: homicidio intencional calificado, uso indebido de arma orgánica y quebrantamiento de pactos y convenios internacionales y omisión al socorro.  Por otro lado, Raymond Antonia Silva León, y Jesús Alberto Báez fueron imputados por lesiones intencionales graves y uso indebido de arma orgánica.
Desde el 21 de Junio de 2017, fue acordada por el tribunal Cuadragésimo Primero de Control del Área Metropolitana de Caracas medida cautelar de privación judicial en la cárcel militar de Ramo Verde. Sin embargo, a un año de esta medida, la causa se encuentra en fase preparatoria y en espera de su audiencia preliminar, ya que ha sido diferida en dos oportunidades. La última vez que fijaron fecha fue para noviembre de 2017. En el presente, el señor Urbina sigue esperando justicia y no ha obtenido respuesta.
“No hay un día que su mamá no lo llore, no lo extrañe. Por eso no podemos olvidar. Si nosotros olvidamos nuestra historia vamos a estar condenados a repetirla”, asevera Iván Urbina.
David Vallenilla
Rubén Darío González
Leonardo González
Neomar Lander
Luis Guillermo Espinoza
Augusto Puga
Jairo Ortiz
Fabián Urbina
Miguel Castillo
Juan Pablo Pernalete