Exiliados y asilo politico - Memorias por la vida
2988
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-2988,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Exiliados y asilo politico

Parte de aquellos que han dejado nuestras fronteras lo han hecho huyendo de la persecución política o a partir de exilios obligados o presionados por el gobierno de Nicolás Maduro. Entre aquellos que han tenido que abandonar Venezuela perseguidos destacan Carlos Vecchio, el General Antonio Rivero, Lester Toledo; los alcaldes Ramón Muchacho, David Smolansky y Antonio Ledezma; la Fiscal General Luisa Ortega Díaz, Francisco Márquez, entre otros.

El viernes 12 de octubre, el dirigente estudiantil y activista por los derechos humanos, Lorent Saleh, salió de la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) El Helicoide luego de cuatro años como preso político, torturas, dos intentos de suicidio y 52 audiencias diferidas. El Gobierno lo desterró a España, según, el comunicado de la Comisión de la Verdad de la Asamblea Nacional Constituyente, por su propia voluntad y la petición de su familia. Según la comisión, la medida fue tomada para resguardar su vida, porque Lorent demostró conductas agresivas y suicidas. Su madre Yamileh Saleh se enteró gracias a una llamada que él hizo y aunque no pudo verlo, manifestó felicidad por saber a su hijo libre, aunque expatriado. Por su parte, el abogado Omar Mora Tosta, miembro del equipo de defensa de Lorent, precisó que luego de tantas denuncias y torturas, el Gobierno responde con un destierro, figura que ni siquiera está contemplada en la Constitución venezolana. El 13 por la mañana, Lorent Saleh llegó a la ciudad de Madrid y aseguró ante la prensa estar feliz de poder ver el sol nuevamente. Prometió volver a Venezuela.

A la lista se suma José Manuel Olivares, quien se trasladó hasta Colombia con su esposa, Jofreny González Canelones, y su hijo, luego de que el Sebin emitiera una orden de detención en contra de ella. Entre los documentos entregados al parlamentario, se explica que la razón es que Jofreny, de profesión abogado, «laboró como subgerente de la empresa Aseguradora Multinacional de Seguros C.A., quedando cesante en dicha empresa, en fecha 23-11-2015, por lo que se presume la participación activa de esta ciudadana en la realización de trámites para la adquisición de vehículos de presunta procedencia ilegal”. El portal El Pitazo , el 23 de julio, reseñó que una fuente de Primero Justicia aseguró: “Olivares ha recibido amenazas contra su esposa, su madre, su hermano y su suegra durante las últimas semanas. Las agendas de protestas y el acompañamiento de Olivares y su vocería en cuanto al deterioro del sistema de salud y la urgencia de ayuda humanitaria han sido su detonante. Le exigieron silencio y él se negó. Esto trajo como consecuencia que se desempolvara la investigación con la cual detuvieron a su hermano el año pasado y con la que ahora quieren involucrar al resto de su familia”.

Pero no todos los venezolanos que han solicitado protección fuera del país por sus ideas políticas son figuras prominentes de la oposición. Al ser el asilo un derecho humanitario internacional contemplado en el artículo 14 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, son miles los venezolanos que a nivel mundial han logrado conseguir el estatus de refugiado. Un refugiado, según la ONU, es una persona que ha abandonado el país de su nacionalidad y no puede regresar a ese país por un temor bien fundado a la persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social determinado u opinión política

En los Estados Unidos, según las cifras proporcionadas por la organización Venezuela Awarennes Foundation (VAF), 29.250 venezolanos solicitaron asilo en el año 2017, cantidad que duplica a los 14.738 que presentaron solicitudes de asilo en el 2016, cantidad que a su vez representa un incremento del 160% en comparación a los 5.605 que hicieron la petición en el 2015, cifra que supera con creces a los 2.181 que solicitaron asilo en el 2014 y a los 786 que lo hicieron en el 2013. Mientras que en España, 10.600 venezolanos solicitaron asilo a lo largo del 2017, cifra que duplica a los 3.960 que hicieron las peticiones en 2016, cantidad que supera con creces a los 596 que llegaron a España en busca de protección en el 2015.

El aumento de las solicitudes de asilo de venezolanos llevó a ACNUR, la Agencia de la ONU para los refugiados, a realizar un informe sobre los países con más venezolanos solicitando asilo. Según el documento publicado por la entidad, hasta mediados de 2017, 50.000 venezolanos solicitaron asilo, mientras que a lo largo del 2016, 26.000 pidieron asilo. Los principales países de destino hasta julio de 2017 son: Estados Unidos (18.300), Brasil (12.960), Perú (4.453), España (4.300) y México (1.044).

Recientemente, en febrero del año en curso, cuatro periodistas de Armando.info tuvieron que abandonar Venezuela en busca de protección internacional, consecuencia de una demanda introducida por el empresario colombiano Alex Saab, luego de que el portal hiciera público dos reportajes relacionados con el plan estatal de distribución de alimentos subsidiados a través de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP). Los editores del portal Armando.info, Alfredo Meza, Ewald Scharfenberg y Joseph Poliszuk, y el reportero Roberto Deniz fueron demandados por difamación agravada continuada e injuria agravada.

El caso más reciente es el del sacerdote venezolano José Palmar, mejor conocido como el padre Palmar, quien ha demostrado, a través de su lucha y denuncias, ser un férreo opositor al gobierno de Nicolás Maduro. El padre Palmar participó en las protestas de 2014, en donde resultó golpeado, también lo fue en las manifestaciones de 2016 en donde los venezolanos exigían un referendo revocatorio, así como en muchas otras ocasiones. A principios de 2018 el padre finalmente tuvo que huir al exilio, específicamente a México, en donde consiguió ayuda de Raúl Naranjo, un ciudadano de ese país. El 19 de enero de 2018 Naranjo fue asesinado de varios disparos en las inmediaciones de su casa. Este hecho hizo que el padre huyera a Estados Unidos, en donde fue detenido por varios días en el estado de Texas, tras su liberación el estado norteamericano le concedió la petición de asilo.

La Agencia de la ONU para los Refugiados publicó un documento con nuevas directrices para que los gobiernos de América y el resto de mundo aborden la situación de los venezolanos desplazados con necesidad de protección internacional y asistencia humanitaria. En el documento, la entidad indica que se ha producido un aumento de 2000% en el número de venezolanos que han solicitado el reconocimiento de condición de refugio desde el 2014. Según el texto, más de 94.000 venezolanos pudieron acceder a los procedimientos de determinación de la condición de refugiado en 2017, muchos más han optado por otras alternativas de residencia legal. Aunque hay muchos otros que no han contado con la misma suerte y han tenido que permanecer sin documentación o permisos para residir legalmente en los países de acogida, situación que los hace vulnerables a la explotación, la trata de personas, la violencia, el abuso sexual, la discriminación y la xenofobia.

Recientemente, Richard Peñalver introdujo una petición de asilo en la comisaría Pérez de Ayala de la Policía Nacional de España en Santa Cruz de Tenerife. A Peñalver se le conoce por formar parte del grupo pistoleros de Puente Llaguno. Un grupo de partidarios del oficialismo que durante la manifestación del 11 de abril de 2002 disparó en contra de la oposición venezolana. José Antonio Carrero, especialista en materia de extranjería, indicó que Pistolero está incurso en crímenes de lesa humanidad y que el objetivo es que no le admitan el trámite de asilo para que así tenga que abandonar inmediatamente el territorio español.

Durante el primer trimestre del 2018, Venezuela lideró la lista de peticiones de asilo político en Estados Unidos según datos del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos. Venezuela por delante de Guatemala, El Salvador, México, Honduras, China, Nigeria, Haití, Colombia e India en las cifras de los 10 países que más solicitudes han hecho. Con 3.278 solicitudes en enero, el mes siguiente las peticiones bajaron a 2.246 y en marzo a 2.085 peticiones, Venezuela siguió encabezando la lista.

Los magistrados con asilo político en Panamá: Gustavo Sosa, Manuel Antonio Espinosa, José Sabino y Milton Ladera  inauguraron una oficina en Panamá del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en la sede de la Comisión Panameña de los Derechos Humanos. Estos magistrados, quienes salieron del país luego de que el presidente Nicolás Maduro anunciara su detención, trabajarán junto a otras sedes del TSJ en Estados Unidos, Chile y Colombia.

Unos 12 mil venezolanos pidieron protección internacional en 2017 en la Unión Europea (UE), un aumento del 155% respecto al año anterior, según el informe anual de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO). Los sirios se mantienen como los primeros solicitantes con 108.020 en 2017 (-68% respecto a 2016), seguidos de iraquíes (52.590, -60%) y afganos (49.135, -74%). Los ciudadanos de Venezuela llegan en 16ª posición en 2017 con 12.020 (4.705 en 2016, +155%), reseñó AFP.

 

El informe de la EASO subraya el aumento de los solicitantes venezolanos, que antes de 2014“sólo presentaban unas 100 solicitudes al año”. De las 12 mil solicitudes en 2017, solo un 0,33% ya lo habían intentado anteriormente. Las solicitudes de protección internacional de venezolanos hicieron progresar en 2017 en un 98% las presentadas en España en total, respecto al año anterior. De los 31.120 solicitantes en España en 2017, un 33% eran venezolanos.

 

Según el Informe Mundial de Tendencias de desplazamientos publicado por la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) en vísperas del Día Mundial de los Refugiados en los últimos años más de 1,5 millones de venezolanos han abandonado el país debido a la “compleja situación socioeconómica y política”. Además, la cifra de peticiones de asilo político y humanitario presentadas por venezolanos en el año 2017 es más de tres veces superior a las 34.200 peticiones registradas en 2016, y casi once veces más que la observada en 2015. Solo los afganos, sirios e iraquíes presentaron el año pasado más solicitudes de asilo nuevas que los venezolanos.

 

La mayor parte de las solicitudes de asilo de venezolanos fueron presentadas el año pasado en Perú (33.100) y en EEUU (29.900). Otros países que también recibieron un importante número de peticiones fueron Brasil (17.900), España (10.600), Panamá (4.400), México (4.000) y Costa Rica (3.200). Desde comienzos de 2015 más de 166.000 venezolanos han pedido asilo, un 75 % de ellos el año pasado.