Crisis economica - Memorias por la vida
2948
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-2948,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Crisis Económica

Si las predicciones de la instancia son ciertas, en un breve intervalo de dos años los precios de la canasta de alimentación en Venezuela incrementarán hasta alcanzar la desmesurada cifra de 1.811.751%. Es decir que el valor de la comida se multiplicará de manera irreal por más de 18.000 en el mismo periodo, lo que representaría la peor crisis hiperinflacionaria acaecida en Latinoamérica durante las últimas décadas.

 

La ANC tiene ocho propuestas de leyes para alcanzar la paz económica presentadas por Nicolás Maduro, en las que aparecen, entre otras, la Ley de Régimen Especial Tributario para la Protección Social del Pueblo y Sanciones a los Delitos de Economía, la Ley de Abastecimiento Soberano y Precios Acordados, la Ley para la Creación de Fiscales de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), la Ley de la Promoción y Protección de la Inversión Extranjera y la Ley para regular el Régimen Tributario para el Desarrollo del Arco Minero del Orinoco.

De lo anterior se deduce que los temas que principalmente ocupan al Gobierno son la economía y la represión. Acceso a la Justicia explica que el problema es que el título de las propuestas legales antes mencionadas alude al modelo que ha conducido a la actual debacle económica y que se “siguen atacando las consecuencias y no las causas”.

Por ejemplo, se pretende sancionar con mayor severidad al “bachaquero”, cuando es una persona que pertenece a la economía informal, que para aprovecharse de la escasez revende productos que tienen un precio regulado a un precio superior. Su actividad no es moralmente aceptada porque se aprovecha de los demás en medio de una situación caótica, pero el problema es la regulación de los productos y la falta de incentivos para producir, lo que lleva a la escasez y a que el que los obtenga especule y los ofrezca al doble de su precio.

El segundo tema que ocupa a la ANC, la represión, es consecuencia del primero. En vista del descontento existente por el modelo implantado y que, a pesar de ello, se quiere mantener, es importante para el régimen imperante tomar medidas represivas para atornillarse en el poder.

Además es posible que se reformen las leyes penales y de seguridad nacional con el objetivo de lograr una legislación “implacable” contra el terrorismo. “Yo le pido a la Asamblea Nacional Constituyente hacer una reforma del Código Penal y de la Ley de Seguridad Nacional rápido, por favor, y elevar las penas”.

La Asamblea Nacional (AN) anunció que Venezuela cerró 2017 con una inflación de 2.616%, mientras que el índice inflacionario de diciembre ascendió un 85%.

Aunque cifras oficiales nunca fueron  publicadas por el Banco Central de Venezuela, la primera sentencia dictada por la Sala Constitucional en 2018 (SC-TSJ), avalara el séptimo Decreto de Estado de Excepción y Emergencia Económica dictado por el presidente Nicolás Maduro, que le permite modificar partidas presupuestarias, elevar la Unidad Tributaria y suscribir contratos de interés nacional sin contar con el visto bueno de la Asamblea Nacional, tal y como manda la Carta Magna. La SC-TSJV justificó su decisión afirmando que el país vive situaciones “de suma gravedad” y que los “medios ordinarios” de los que dispone el Estado son “insuficientes” para afrontarla.

La presencia internacional en estos casos se ha hecho notar, presionando de distintas maneras. Así es como la Unión Europea ha aprobado sanciones en contra de funcionarios del régimen o como es el caso de la Cámara de Representantes del estado de Florida que aprobó una medida que prohíbe al estado y a sus agencias realizar operaciones comerciales con empresas que hayan hecho negocios con el gobierno de Venezuela.

Según los cálculos del Índice Nacional de Precios al Consumidor de la Asamblea Nacional (INPCAN) la inflación del mes de enero fue de un 84,2%, mientras que la anualizada, de enero 2017 a enero 2018, alcanzó un aumento de 4,608%. De igual forma, manifestó que medidas tomadas por el Gobierno nacional de bajar los precios no funcionan ya que eso no detiene a la inflación, que sigue afectando cada vez más la calidad de vida del venezolano, sino más bien deberían quitar el control de cambio.

La investigación del Conapri, en materia de inversiones nacionales y extranjeras de Venezuela dio a conocer que el país ocupa el último lugar en inversiones; siendo una de las principales razones el aparato legal y la actuación del Gobierno Nacional que ataca a los inversores, incluso en 2017, la ONG Cedice afirma que estos casos de expropiación de medios y bienes sumaron 11.852.

Los índices presentados por organismos como el Banco Mundial y consultorías internas, el caso de Ecoanalítica, aseguran que la contracción acumulada de Venezuela en los últimos cuatro años supera 35%, magnitud sólo vista en países que han sufrido eventos bélicos. Los resultados están vinculados a la falta de políticas públicas acertadas para corregir las distorsiones que han causado un período de inflación y escasez generalizada en el país.

En vista de los altos costos de los bienes y servicio del mercado venezolano, debido a la situación país, el gobierno ha adoptado la costumbre de aumentar los sueldos mínimos cada 3 meses o menos; aunque esto signifique que todo elevara su precio al doble.

 

Es así como el presidente, Nicolás Maduro, decretó aumento del 58% del salario mínimo a partir de este 1 de marzo. En el caso de la unidad tributaria se acordó un incremento del 67%. A parte de estos ajustes de sueldo, Maduro a través del carnet de la patria otorgará un bono de Semana Santa de 700.0000 bolívares para ocho millones de personas y un Bono de la Mujer por la misma suma de dinero para el 8 de marzo.

 

La web Banca y Negocios afirmó que Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y el Estado, tienen una deuda de $2.014 millones en pagos atrasados correspondientes a los intereses de 17 bonos.

En el caso de Pdvsa tiene cinco pagos de intereses en mora, cifra que asciende a 705 millones de dólares. Mientras que Venezuela tiene 12, lo que se traduce en 1.309 millones de dólares. La nueva gerencia de la petrolera para el 2017, ya había reportado una caída de la producción de más de 800 mil barriles de petróleo diario, producto del endeudamiento y la desinversión de los últimos años.

 

En el caso interno del país, el año 2017 se presentó una contracción de 13,2%. Mientras el diputado José Guerra agregó que el aparato productivo de la nación perdió el 25% de su capacidad productiva en un lapso de cuatro años.

 

La Comisión Permanente de Finanzas y Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional anunció que el índice inflacionario del mes de febrero fue de 80%. Desde la comisión manifestaron que actualmente Venezuela no tiene la capacidad productiva para sobrellevar la crisis.

 

Tras crisis económica el presidente de la Fundación Arturo Uslar Pietri, Antonio Ecarri, expresó que es necesario dolarizar la economía venezolana ya que el socialismo del siglo XXI destruyó la moneda y “desmanteló el Estado”. “La economía subsidiada con la que hemos vivido los últimos años se acabó, no da para más. Hay que empujar a Venezuela hacia el desarrollo y esto implica dejar atrás la demagogia y el populismo socialista y adoptar el dólar como moneda para frenar la quiebra de la nación petrolera de América” opinó y manifestó que de implementarse la dolarización se evitará que el Gobierno continúe imprimiendo “dinero falso” para cubrir “el histórico desorden burocrático del Estado venezolano”.

 

La inflación para el mes de marzo según INPCAN, fue de 67% lo que lleva a una acumulada de 453,7% para el primer trimestre del 2018, donde también se destacó que el índice de la inflación anualizada entre marzo 2017 y marzo 2018 fue de 8.878,1%.

 

 

El parlamentario sostuvo que para resolver la crisis se necesita impulsar la producción en el país, así mismo denunció que en Venezuela cada día se produce menos petróleo lo que trae como consecuencia la falta de dólares para poder importar comida para solventar la falta de producción nacional.


La respuesta a la inflación que ha tenido el gobierno es la emisión de dinero inorgánico a través de bonos y asignaciones directas, que lejos de coadyuvar la crisis, la empeora, pero sirve como elemento propagandístico en tiempos electorales. Todo se trasluce en un elevado deterioro del poder adquisitivo del venezolano.

 

Transparencia Venezuela, en su informe “Empresas Propiedad del Estado en Venezuela: Un modelo de control del Estado”, reveló que en los últimos 18 años el país pasó de tener 74 empresas públicas a 526, sin contar las que están en manos de estados y ayuntamientos.

 

Mediante acuerdo, la Asamblea Nacional consideró de inconstitucional la conformación del fideicomiso “Pdvsa US Litigation Trust” por parte de la Sociedad Anónima Petróleos de Venezuela, ya que es un posiblemente mecanismo para desviar fondos y recursos objeto de la demanda civil introducida ante la Corte del Distrito Sur de la Florida (EEUU) y como consecuencia de ello, la imposibilidad del retorno al país de los recursos extraídos del erario público.

 

La AN proyecta que la inflación para fin de año es de 904.453%, por lo que esta cifra convierte a Venezuela en la hiperinflación más grande de la historia mundial y la segunda más alta de Latinoamérica.

 

El diputado Ángel Alvarado indicó que la hiperinflación pulveriza el Bolívar, destruye el salario y genera un desconcierto en la población que sigue sin saber que es caro o barato debido a las variaciones constantes en los precios, recordó que para el momento de la llegada de Nicolás Maduro a la presidencia de la república, el salario mínimo venezolano era de 300 dólares mensuales mientras hoy son 3 dólares.

 

Mientras, El diputado Rafael Guzmán manifestó que los repentinos ataques del Gobierno nacional contra la banca privada tienen como finalidad apropiarse de las remesas que se envían desde el exterior. Aproximadamente al año entran al país entre 4 mil y 5 mil millones de dólares provenientes de las remesas, por lo que consideran que esta sería la otra gran fuerte de ingresos que puede tener Venezuela y que puede superar el ingreso petrolero.

 

Transparencia Venezuela adelantó publicación de los hallazgos de su investigación sobre esta gigantesca operación que desangró al país por los negocios entre el Gobierno de Venezuela y Odebrecht.

 

Esta organización determinó que el monto de 20 de los 40 contratos que se sabe fueron suscritos con la brasilera, supera la cantidad de 29.974 millones de dólares, así como también que los pagos que se hicieron en 18 de estos contratos, totalizan 13.266 millones de dólares.

 

Un total de 36 de los 40 contratos o extensiones de contratos se firmaron durante la gestión de Hugo Chávez, es decir, entre 1999 y 2012, mientras que otros cuatro contratos fueron suscritos en 2013, con Nicolás Maduro en la presidencia.

 

A propósito del embargo por 360 mil millones de dólares en activos a Petróleos de Venezuela (PDVSA) por parte de la compañía estadounidense ConocoPhillips, el diputado José Guerra (PJ- Dtto. Capital) dio a conocer que desde el Parlamento Nacional están elaborando un estudio con la asesoría de juristas internacionales en materia de petróleo para crear una ley que proteja los activos nacionales, específicamente los energéticos. precisando que la petrolera venezolana pareciera “no tener la caja para pagar esa deuda de 2 mil millones de dólares.

 

Así mismo, el diputado Jorge Millán (PJ- Dtto. Capital) sostuvo que las consecuencias en torno al litigio van desde la reducción de la capacidad de almacenamiento y suministro de la estatal, el posible embargo a refinerías y barcos cargueros y la reducción en la capacidad de procesar productos derivados.

 

Por su parte, el diputado Luis Stefanelli (VP- Falcón) indicó que el caso de ConocoPhillips es solamente el principio de una serie de demandas, ya que existe una por parte de la misma firma que asciende a 30 mil millones de dólares la cual se encuentra en proceso de evaluación.

 

Venezuela alcanzó el límite del tiempo para el pago de sus compromisos con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El plazo de 180 días venció el pasado lunes 14 de mayo, pero la morosidad total de préstamos de Venezuela, incluidos aquellos montos que aún no llegan al límite de 180 días, asciende a US$ 212,4 millones, sobre una deuda total de US$ 2.011 millones. La deuda de Venezuela representa 1,6% de los activos totales del banco al 31 de marzo de 2018.

 

De acuerdo a la información publicada por el BID, no podrán realizar ninguna actividad de préstamo con Venezuela hasta que salde su mora, esto, debido a que el banco no reprograma sus préstamos con garantía soberana.

 

En lo que va de año el gobierno nacional ha continuado con la práctica de aprobar múltiples créditos adicionales para financiar su propio déficit presupuestario. Tan solo entre enero y mayo se han autorizado 70 créditos que suman Bs. 285.591.575.566.945, es decir 691% más que el presupuesto inicial de 2018, que fue Bs. 36.102.059.000.000.

 

Desde que el Ejecutivo Nacional presentó el presupuesto 2018 ante la Constituyente, se advirtió que se trataba de un monto deficitario, que además no contemplaba las proyecciones de inflación. De acuerdo con el histórico de Transparencia Venezuela, el presupuesto para este ejercicio fiscal fue 38% más bajo que el monto total de los gastos de 2017, que, entre presupuesto inicial y créditos adicionales, ascendió a Bs. 58.050.291.181.995.

 

La mayor parte de los créditos adicionales que ha autorizado el Ejecutivo este año bajo el amparo del Decreto de Estado de Excepción y Emergencia Económica, ha sido para gastos de personal de diferentes organismos: Bs. 171.195.635.274.803, cinco veces más que el presupuesto de 2018. Pese a los recursos destinados a la compra de fármacos, cada vez son más los reportes de venezolanos que mueren por no poder conseguir las medicinas que requieren y por las malas condiciones de los centros de salud.

 

Ana Isabel Taboada, presidenta de la Cámara de Comercio en la ciudad de Valencia notificó que en lo que va de año han cerrado entre 30% y 40% de los establecimientos. Son varios los factores que han sido determinantes en esta realidad. Uno de ellos es la escasez de efectivo, las fallas con las plataformas bancarias, falta de poder adquisitivo para poder reponer los puntos de venta, la caída en los inventarios por la merma productiva de las empresas del país, no tener acceso a las divisas y la diáspora.

 

La comisión de Finanzas y Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional informó que la Inflación en el mes de mayo fue de 110,1%, lo que a juicio del diputado Ángel Alvarado (PJ- Miranda) representa una cifra récord que convierte a la hiperinflación venezolana en la más grande de la historia de América Latina, superando a Nicaragua en los años 1987 – 1991.

 

El diputado Rafael Guzmán (PJ- Miranda) sostuvo que si se mantiene el ritmo de variación de 2,4% por día, a finales de 2018 la hiperinflación pudiera ser superior a 300.000%. Manifestó que actualmente se necesitan 200 salarios mínimo para poder cubrir la canasta básica. Añadió que el alza de 200% en los precios es consecuencia de los ataques del gobierno a la producción nacional.

 

En cadena nacional el presidente Nicolás Maduro anunció que el sueldo mínimo pasó de Bs. 1.000.000 a Bs. 3.000.000, siendo este el cuarto incremento que se realiza en lo que va de 2018. El bono de alimentación también pasó de Bs. 1.555.500 a Bs. 2.196.000. Esto deja el ingreso mínimo mensual enBs. 5.196.000. Esta es la primera vez en poco más de dos años que el sueldo vuelve a superar el cesta ticket.

 

Este ajuste de 103 % es 7 décimas menos que la inflación del mes de mayo en el país, según el indicador de precios de la Asamblea Nacional, que el pasado 11 de junio informó que fue de 110,1 %. Además, la inflación acumulada en los cinco primeros meses del año es de 1.912 %. Con este incremento suman 23 los aumentos de salario mínimo hechos durante la gestión de Maduro, quien asumió el poder en 2013.

 

La Canasta Alimentaria Familiar ubicada en Bs. 119.963.639,83 en abril tuvo un aumento de 119,8%, ubicándose en Bs. 220.138.620,81 durante mayo, es decir, al menos 220 salarios mínimos, según el registro mensual del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas–FVM).

 

El incremento, con respecto a mayo de 2017 es de 22.115,6%. Lo que llevo a que se requieran 220 salarios mínimos (1.000.000,00 bolívares) para poder adquirir la canasta, referida a una familia de cinco miembros: 7.337.954,02 bolívares diarios, 7.33 salarios mínimos diarios.

 

El cálculo de Cendas indica que todos los rubros subieron de precio: raíces, tubérculos y otros, 266,4%; frutas y hortalizas, 193,4%; pescados y mariscos, 126,8%; café, 125,0%; azúcar y sal, 119,7%; cereales y productos derivados, 108,6%; leche, quesos y huevos, 107,5%; carnes y sus preparados, 90,6%; salsa y mayonesa, 78,1%; granos, 69,0% y grasas y aceites, 59,8%. Sin embargo, desde que se detuvo la publicación oficial de los precios controlados, Cendas no ha continuado el seguimiento y la comparación de los precios regulados y los precios de mercado que se venían haciendo desde el año 2003.