Censura en Televisión - Memorias por la vida
2420
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-2420,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

CENSURA EN Televisión

La variedad informativa de la televisión abierta venezolana está limitada a causa de restricciones y regulaciones directas e indirectas.  La ONG Espacio Público analizó las tres emisiones (matutina, meridiana y estelar) del noticiero en los canales de señal abierta: GlobovisiónTelevenVenevisión y Venezolana de Televisión. Se registraron un total de 464 notas en un día de transmisión (26 de enero de 2017, día escogido de forma aleatoria, según se explica en el estudio), en las que se identificaron variables como duración, uso y tipo de material audiovisual, fuentes trabajadas y tendencia editorial.

De acuerdo con la observación, las cinco fuentes más trabajadas fueron, de mayor a menor: política con 18%, internacionales 17% (79), cultura/farándula con 12%, deportes tuvo 52 notas y economía 40, lo que representa un 8,62%. De 22 fuentes registradas, las primeras diez acumulan el 86% de las notas identificadas. 

«En una sociedad democrática, la prensa debe informar ampliamente sobre cuestiones de interés público, que afectan a la ciudadanía. Asimismo, corresponde a la opinión pública ponderar el mensaje informativo, apreciativo o crítico del emisor . La situación social, económica y política que vive el país condiciona de hecho el abordaje noticioso, lo que se considera de interés colectivo, así como el tipo de línea editorial en razón de la orientación del medio». En este sentido, Espacio Público evaluó el abordajes que los medios dieron a las noticias. El 49% (227) de las notas fueron neutrales por lo que aprecian que «si bien la fuente más trabajada fue política, al cruzar las líneas editoriales por fuente, encontramos que el 80% de las notas neutrales son de fuente “Internacional”, “cultura/farándula” y “deportes”. Es decir, temáticas que en principio no se relacionan de forma directa, o en algunos casos no se vinculan con la coyuntura económica y política». Mientras que solo 13% tuvo un tratamiento crítico del acontecer nacional.

El sábado 4 de agosto la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) suspendió temporalmente la señal del canal alemán Deutsche Welle (DW español) en el proveedor de servicio de televisión Directv, durante la retransmisión del documental “Venezuela – La huida de un Estado fallido, que fue estrenado el miércoles 1 de agosto. El documental refleja la realidad actual del país y fue liderado por el periodista Pertti Pesonen. Su difusión estaba pautada para las 9:15 de mañana, sin embargo la señal de la DW fue sacada del aire durante 45 minutos, tiempo de duración del programa, que no pudo ser visto por los usuarios de DirecTV en Venezuela, informó IPYS Venezuela.

En mayo del 2007 salió de las pantallas RCTV, el canal más antiguo de Venezuela para el momento. La decisión de la no renovación de la concesión la tomó el entonces presidente Hugo Chávez y se debió a la postura política tomada por la televisora durante el golpe de Estado del año 2002. Minutos después de que RCTV saliera del aire, apareció en la pantalla de televisión TVES, el nuevo canal del Estado que, bajo la confiscación de los equipos del antiguo canal, sustituyó la frecuencia de RCTV. Ante esto, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) interpuso una demanda en contra del Gobierno venezolano por haber violado los derechos humanos. Sin embargo, el arbitraje fue tal, que el Gobierno ignoró el fallo y en su lugar, retiró a Venezuela del sistema interamericano de justicia en 2013. 

A partir de entonces se redujo la competencia en la televisión venezolana e incrementaron los controles por parte de Conatel. Solo en el mes de enero de 2010 fueron sacados de las cableras seis canales sin mayor explicación.

El 12 de febrero de 2014 el canal colombiano de noticias NTN24 fue sacado del aire por transmitir los sucesos en Caracas tras las manifestaciones contra el gobierno de Nicolás Maduro

Conatel calificó esto como “promoción de la violencia”. En febrero de 2017 el Gobierno ordenó bloquear y censurar la señal de CNN en español por haber difundido un reportaje en el que denunciaban la existencia de una red de venta de pasaportes venezolanos a ciudadanos de países de Oriente Medio por altos montos de dinero.

El cese de CNN en Español, es uno de los casos de censura más recientes y con mayor impacto internacional. El 16 de febrero de 2017 el Gobierno de Venezuela exigió a las empresas de televisión por suscripción que sacarán de la parrilla a CNN en Español, luego de que el canal hiciera público un reportaje en el que se denuncia la venta de pasaportes venezolanos a supuestos terroristas en el Medio Oriente. «Algunos medios de comunicación como CNN trataron de manipular, no pueden manipular, ese es un asunto nuestro, de los venezolanos. CNN que no meta su nariz en Venezuela, CNN bien lejos caballero, yo quiero a CNN bien lejos de aquí, fuera CNN de Venezuela» había advertido Nicolás Maduro días antes.

Seis meses después de la salida de CNN en Español, la historia se repitió con Caracol TV y RCN Colombia. Los dos medios fueron sacados de las parrillas de las cableras nacionales en la medianoche del 24 de agosto de 2017 por órdenes de Conatel, luego de que los canales colombianos transmitieran en vivo la ola de manifestaciones que tuvieron lugar en Venezuela y también luego de que le dieran cobertura a la fiscal general Luisa Ortega Díaz.

El 15 de junio el canal ULA TV salió del aire luego de una inspección de Conatel que duró alrededor de 12 horas. La comisión alegó que la documentación no estaba completa, aunque el canal había hecho la solicitud en el 2011 y nunca recibió respuesta. En el procedimiento también fueron confiscados los equipos, según Espacio Público.

En un nuevo caso, ocurrido en el contexto de la elección del 30 de julio para elegir a los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente, el mismo Nicolás Maduro ha atacado a Venevisión y Televen por –supuestamente– censurar el proceso electoral. «Pido explicaciones públicas a los dueños de Venevisión y Televen, ¿Están comprometidos con la Constitución y la democracia o tendremos que tomar decisiones severas con ustedes?», amenazó Maduro durante un evento en el Consejo Nacional Electoral el 1 de agosto. 

El 11 de agosto de este mismo año, luego de múltiples amenazas de Nicolás Maduro, Conatel inició un proceso administrativo contra los dos canales antes mencionados por no dar la cobertura que deseaban al proceso de elección de los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente. Funcionarios informaron que dicha sanción podría conllevar ciertas medidas cautelares.

Según informe de Espacio Público, el año 2017 concluyó con la salida del aire de ocho canales de televisión. Cinco de los ocho canales que han salido de las pantallas venezolanas son internacionales: por transmitir información que muestra la crisis que vive el país, Conatel ordena que las cableras eliminen la televisora de su lista disponible de canales. Este tipo de censura ha afectado principalmente a medios colombianos (El Tiempo, Caracol TV y RCN TV) y suma una televisora argentina y CNN en Español, de EEUU. Localmente, los tres casos de televisoras cerradas se han dado en Mérida, estado andino ubicado al occidente del país, donde las protestas sociales contra el Gobierno son frecuentes. Conatel justificó su salida por no poseer renovación de concesiones y otros requisitos.

Otro caso que evidencia la censura en televisión es el de la periodista Ana Cecilia Mujica, quien fue despedida del canal televisivo Globovisión el 17 de enero de 2018, luego de que expresara en el programa que ella misma dirige “Mujeres en Todo”, su opinión sobre los hechos ocurridos el 15 de enero. Mujica en su programa se refirió a las siete personas abatidas durante un operativo en El Junquito, entre ellos el expolicia Óscar Pérez. “Lo que ocurrió ayer (lunes) fue ni siquiera dar oportunidad a decir me entrego, aquí estoy, permítanme a que me procesen, como pasó en tiempos pasados con este gobierno”, comentó la periodista durante su programa.

La periodista y ancla del noticiero matutino de Vive TV, Dilibeth Torres, denunció en una transmisión en vivo del programa que sufría, junto a otros miembros del personal del canal,  de acoso laboral por parte de la encargada de prensa Keyla Correa. Al finalizar la transmisión la periodista y la productora del programa fueron despedidas y escoltadas fuera del canal.

Recientemente, varios sujetos atacaron con piedras la sede del Canal 11 NCTV del estado Zulia. Según testigos del hecho, los atacantes huyeron rápidamente en un vehículo antes de poder ser identificados. No es primera vez que este medio recibe ataques, ya en ocasiones anteriores sus periodistas habían recibido amenazas. La gerente de producción e informaron del canal, Angélica Fernández indicó que este hecho atenta contra la libertad de expresión en Venezuela, en donde se viola el derecho a informar pero también el derecho a que los ciudadanos estén informados.

El canal televisivo Televen no ha sido la excepción. El pasado viernes 23 de febrero la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) informó que su directorio de responsabilidad social inició un procedimiento administrativo sancionatorio en contra de Televen como consecuencia de una denuncia realizada por el presidente Nicolás Maduro. El órgano rector indicó a través de un comunicado que el canal de televisión habrían incurrido en la violación del artículo 27 de la Ley Orgánica de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos (Resorteme), luego de que el medio supuestamente transmitiera imágenes gráficas de violencia durante la cobertura realizada en las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) el 30 de julio de 2017.

Por otro lado, las próximas elecciones presidenciales que se celebraràn el 20 de mayo han reforzado las medidas de censura y ataques contra periodistas. El Derecho a la Libertad de expresión comprende la posibilidad de obtener y difundir información sobre las elecciones durante todo el proceso por cualquier medio. Así, el acceso de cámaras de TV y fotografía no está prohibido siempre y cuando su presencia no interfiera con el derecho a la privacidad de los electores. Recientemente, al periodista Héctor Luis Caldera de Venezolanos por la Información (VPItv) le fue negado el acceso a la cobertura del simulacro electoral convocado por el presidente Nicolás Maduro