Censura en Internet o Plataformas Web - Memorias por la vida
2425
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-2425,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

CENSURA EN Internet o plataformas web

El 7 de septiembre, la página web del Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes (ULA) fue víctima de ataques informáticos por segunda vez. Andrés Hocevar, web master de la página del observatorio, comentó para la ONG Espacio Público: “la página fue atacada por el método de código fuente, los mecanismos defensivos se activaron e impidieron que tomara el control del sitio (…) no lograron sacarnos de línea”. La primera vez que recibieron un ataque fue el 24 de febrero, desde Rusia.

Ese mismo día, el equipo de El Pitazo reportó un recrudecimiento en el bloque a su portal. Según el comunicado, ocurrió luego de que su reporteros, en todos los estados del país, cubrieran el pago de las pensiones y de la primera porción del salario mínimo anunciado por el Ejecutivo. “De esta forma, Cantv, junto a Movistar y Digitel, bloquea el derecho a la información de los venezolanos”, agregó El Pitazo. El director del medio, César Batiz, asegura que el bloqueo no solo afecta la libertad de expresión, sino algo más importante: el derecho que tienen los ciudadanos a informarse. El Pitazo está denunciando el bloqueo a su portal desde el 10 de abril de 2018.

El Instituto Prensa y Sociedad (Ipys) contabilizó ocho medios digitales bloqueados por ataques de operadores privados y estatales entre 2017 y 2018. El portal El Pitazo, reseñó que las restricciones al acceso de los portales informativos aumentaron desde abril de este año, según sus mediciones, e incluyen a El Nacional, La Patilla, Runrunes, Crónica Uno, Armando.Info y El Pitazo, medio que continúa bajo su tercer bloqueo en solo en 11 meses.  Entre 2015 y 2016, 43 páginas webs fueron bloqueadas de forma sistemática por uno o más proveedores de servicios de internet venezolanos. Del total, 19 % representó medios de comunicación. La mayor parte la acumularon portales relacionados con el mercado paralelo del dólar (36 %). Según el estudio, Movistar fue protagonista de gran parte de los ataques, con 41 dominios bloqueados correspondientes a 35 páginas web diferentes, entre ellos medios digitales. En 2017, IPYS y Venezuela Inteligente presentaron un informe que muestra un incremento de 32% a 36% de los portales web informativos relacionados con los cambios del dólar paralelo. Además, las televisoras Vivoplay, VPI y Capitolio TV resultaron bloqueadas de forma simultánea y mayoritariamente por proveedores de servicios de internet por transmitir las protestas antigubernamentales entre abril y agosto de ese año. VPI y Capitolio TV migraron a la plataforma Youtube para bordear el bloqueo. El portal Maduradas también fue bloqueado de este modo. 

 

 

El mes de julio de 2018 terminó con violación de los derechos digitales fueron vulnerados. Muchos ciudadanos reportaron cortes intermitentes en los servicios de telecomunicaciones Digitel, Movistar y Movilnet la mañana del martes 31 de julio, debido a un apagón que afectó la ciudad de Caracas y varios sectores de los estados Miranda y Vargas. También denunciaron problemas en la conexión de Internet de la empresa estatal Cantv. El ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta, informó a través de su cuenta de Twitter que el problema se debió a una falla en la subestación de Santa Teresa, al norte del  estado de Miranda, de acuerdo con el balance de esa semana de IPYS Venezuela. Esta semana los medios informativos El Pitazo, Crónica Uno y Caraota Digital fueron objeto de ataques informáticos que impidieron a los usuarios acceder a sus portales temporalmente.

 

 

En 2018, se contabiliza el bloqueo temporal y el inicio de un procedimiento administrativo contra El Nacional Web, el bloqueo parcial y continuos ataques al servidor que vive El Pitazo, el bloqueo temporal y los ataques de tipo masivo que ha vivido La Patilla y el reciente ataque al servidor de la plataforma Vendata. Se registran ataques a los medios El Pitazo, La Patilla y Tal Cual. En el caso de El Pitazo la denegación de servicio al que atacan y el bloqueo del dominio para impedir el acceso a la página,  fue la forma de censura que han venido padeciendo desde el 8 de septiembre de 2017. El bloqueo al dominio elpitazo.com ha ocurrido en ABA de Cantv, Digitel y luego en Movistar. Ha afectado el 80 % del tráfico de la página. Los ataques al medio digital La Patilla han sido del tipo DNS a través de Cantv ABA y Movilnet desde el 4 de junio. David Morán, director del portal, aseguró que reciben todo tipo de ataques desde hace seis años orientado a la denegación de acceso a la página. El representante legal de Tal Cual, Humberto Mendoza, explicó que han sido objeto de 16 procedimientos legales, la mayoría de las veces en tribunales menores y la conclusión son multas «muy altas». 

 

 

A lo largo de estos años, el Gobierno ha creado diversos organismos con el fin de controlar la conducta de los ciudadanos, en este caso para vigilar el flujo de información en Internet. En 2013 creó el Centro Estratégico de Seguridad y Protección de la Patria (Cesppa), antiguo Centro de Estudio Situacionales de la Nación (Cesna). Se trata de una oficina de seguridad nacional que cuenta con la potestad para interceptar comunicaciones personales en la web, sin orden judicial, cuando los intereses del Estado se vean afectados. También ha fundado organismos con facultades para cometer acciones de vigilancia masiva en la web, con el supuesto fin de evitar riesgos para la seguridad nacional, ejemplo de ello es la Dirección Conjunta de Seguridad Informática (Dicocei) creada en 2014.

Otro mecanismo utilizado por el Gobierno para limitar el acceso a Internet fue el uso de VPNs para cambiar las direcciones IP  durante las protestas del 2014, tras constantes bloqueos de redes y medios. En octubre de ese año Conatel bloqueó el portal Infobae por haber publicado imágenes del cadáver del diputado Robert Serra.

Otra medida para ocultar la realidad, fue la que utilizó el Gobierno de Maduro durante el mes de febrero de 2014, momento en el que iniciaron las protestas en Venezuela. A lo largo del mes, quinientos sitios webs fueron bloqueados. También hay reportes técnicos que señalan que entre mediados de febrero y finales de marzo, CANTV y Movilnet pusieron un límite de un Mgbps durante las tardes y noches en que se desarrollaban las protestas. La herramienta Twitter, también sufrió el control del Gobierno, muchas de las imágenes publicadas durante las protestas fueron bloqueadas. “Puedo confirmar que las imágenes de Twitter están siendo bloqueadas en Venezuela. Creemos que es el Gobierno el que las bloquea”, indicó el portavoz de la empresa.

En 2018, se contabiliza el bloqueo temporal y el inicio de un procedimiento administrativo contra El Nacional Web, el bloqueo parcial y continuos ataques al servidor que vive El Pitazo, el bloqueo temporal y los ataques de tipo masivo que ha vivido La Patilla y el reciente ataque al servidor de la plataforma Vendata. Se registran ataques a los medios El Pitazo, La Patilla y Tal Cual. En el caso de El Pitazo la denegación de servicio al que atacan y el bloqueo del dominio para impedir el acceso a la página,  fue la forma de censura que han venido padeciendo desde el 8 de septiembre de 2017. El bloqueo al dominio elpitazo.com ha ocurrido en ABA de Cantv, Digitel y luego en Movistar. Ha afectado el 80 % del tráfico de la página. Los ataques al medio digital La Patilla han sido del tipo DNS a través de Cantv ABA y Movilnet desde el 4 de junio. David Morán, director del portal, aseguró que reciben todo tipo de ataques desde hace seis años orientado a la denegación de acceso a la página. El representante legal de Tal Cual, Humberto Mendoza, explicó que han sido objeto de 16 procedimientos legales, la mayoría de las veces en tribunales menores y la conclusión son multas «muy altas». 

 

 

A lo largo de estos años, el Gobierno ha creado diversos organismos con el fin de controlar la conducta de los ciudadanos, en este caso para vigilar el flujo de información en Internet. En 2013 creó el Centro Estratégico de Seguridad y Protección de la Patria (Cesppa), antiguo Centro de Estudio Situacionales de la Nación (Cesna). Se trata de una oficina de seguridad nacional que cuenta con la potestad para interceptar comunicaciones personales en la web, sin orden judicial, cuando los intereses del Estado se vean afectados. También ha fundado organismos con facultades para cometer acciones de vigilancia masiva en la web, con el supuesto fin de evitar riesgos para la seguridad nacional, ejemplo de ello es la Dirección Conjunta de Seguridad Informática (Dicocei) creada en 2014.

Otro mecanismo utilizado por el Gobierno para limitar el acceso a Internet fue el uso de VPNs para cambiar las direcciones IP  durante las protestas del 2014, tras constantes bloqueos de redes y medios. En octubre de ese año Conatel bloqueó el portal Infobae por haber publicado imágenes del cadáver del diputado Robert Serra.

Otra medida para ocultar la realidad, fue la que utilizó el Gobierno de Maduro durante el mes de febrero de 2014, momento en el que iniciaron las protestas en Venezuela. A lo largo del mes, quinientos sitios webs fueron bloqueados. También hay reportes técnicos que señalan que entre mediados de febrero y finales de marzo, CANTV y Movilnet pusieron un límite de un Mgbps durante las tardes y noches en que se desarrollaban las protestas. La herramienta Twitter, también sufrió el control del Gobierno, muchas de las imágenes publicadas durante las protestas fueron bloqueadas. “Puedo confirmar que las imágenes de Twitter están siendo bloqueadas en Venezuela. Creemos que es el Gobierno el que las bloquea”, indicó el portavoz de la empresa.

De acuerdo con un trabajo periodístico publicado en la página informativa runrun.es, Conatel elaboró informes técnicos para identificar y localizar a ocho usuarios de Twitter que luego fueron detenidos por el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin)

El hecho ocurrió entre el 22 de agosto y el 15 de octubre del 2015. Los tuiteros habían sido señalados anteriormente por Diosdado Cabello en su programa de televisión “Con el mazo dando”. El entonces presidente de la AN los acusó de instigar a la violencia a través de las redes sociales.

En junio del 2016 el Tribunal Supremo de Justicia prohibió a los medios de comunicación de Venezuela (especialmente a LaPatilla.com y a CaraotaDigital.com) difundir imágenes de los linchamientos a los presuntos delincuentes en flagrancia. La sentencia 426 de título TSJ condena linchamientos por contrariar la convivencia social, la condición humana y el Estado de Derecho explica que la reseña de estos hechos noticiosos crea “zozobra e incertidumbre en la población”.

Según un estudio de IPYS Venezuela, entre 2015 y 2017 han sido bloqueadas por los proveedores de servicio de internet al menos 372 direcciones a portales web y 43 dominios. 44% corresponde a páginas relacionadas con los precios del dólar negro, 19% con medios de comunicación y 12% con blogs críticos al gobierno. El caso más emblemático es el de NTN24, canal colombiano de noticias al que no permiten el acceso ni Cantv, el principal proveedor de Internet del país y que es propiedad del Estado; como tampoco Movistar, Digitel, Inter y Supercable, los principales proveedores privados.

El caso más reciente es el de armando.info, en donde sus editores Alfredo Meza, Ewald Scharfenberg y Joseph Poliszuk, y el redactor Roberto Deniz, tuvieron que abandonar el país al ser demandados por el empresario colombiano Alex Saab por Difamación Agravada Continuada e Injuria Agravada, delitos penados con prisión de hasta seis años. La demanda fue introducida luego de que el portal digital publicase dos reportajes en los que se relacionan al empresario con el negocio detrás del plan estatal Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP). Pero esta no es la primera vez que los periodistas de armando.info se enfrentan a ataques, ya en el 2017, luego de la publicación del segundo reportaje fueron amenazados, llegando el gobierno a exponer sus datos personales en cuentas anónimas en las redes sociales.

Según el informe de 2017 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, las violaciones a la libertad de expresión en el contexto de internet en Venezuela se dan básicamente por censura o ataques cibernéticos. En relación a los ataques cibernéticos, estos consisten en ataques de denegación de servicio distribuido (DDoS). Las organización Provea y los portales de noticias El Pitazo y Aporrea han denunciado haber sido víctimas de ataques DDoS. Por otro lado, plataformas como Contrapunto, Caraota Digital, Correo del Caroní, El Camubur, Acción Solidaria, la Conferencia Episcopal Venezolana y más recientemente, el portal Runrun.es denunció a través de su cuenta de twitter que el servidor está siendo víctima de ataques informáticos desde el pasado 3 de marzo, lo que ocasiona una caída de la página web. Los ataques, casi siempre, se destinan a impedir el acceso a los sitios web de las organizaciones y medios por periodos cortos de tiempo.

La organización Espacio Público registró a lo largo del 2017 51 situaciones que vulneraron del derecho a la libertad de expresión cometidas a través de Internet. Las violaciones van desde ataques informáticos contra cuentas de Twitter de periodistas y políticos, bloqueos de medios digitales hasta amenazas por difusión de información. Además, según el informe cuatro personas fueron detenidas sin orden judicial por difundir información u opiniones críticas en redes sociales. En uno de los casos, el infociudadano fue incomunicado, sometido a torturas y liberado bajo amenazas.

El Instituto de Prensa y Sociedad Venezuela publicó en su página web un formulario para que los ciudadanos venezolanos denunciaran las fallas de Internet. Según los reportes obtenidos, hubo 224 fallas de internet y telefonía móvil en 22 estados del país entre el 14 de marzo y el 1 de abril. El estado con mayor cantidad de averías fue Miranda con 33 (14,7%), seguido de Zulia con 23 (10,26%), Aragua con 22 (9,8%), Carabobo con 19 (8,4%) y Distrito Capital con 18 (6%).

En septiembre del 2017, el sitio web del medio de comunicación El Pitazo sufrió un bloqueo de DNS. Siete meses después, el portal volvió a sufrir un bloqueo comunicacional que fue notificado por los usuarios de las operadoras de telefonía e Internet Cantv-ABA.  Un estudio desarrollado por las ONG Instituto Prensa y Sociedad (Ipys Venezuela) y el Open Observatory of Network Interference (Ooni) corroboró que el bloqueo que afecta a El Pitazo es una medida selectiva, aplicada en 16 estados del país, por Cantv, Intercable, Movilnet, Movistar y Digitel.

El informe Internet con la bota puesta realizado por el Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (IPYS) señala que en el 2017: “Una de las modalidades de ataques fue la denegación de servicio (DDOS) pues se registraron 10 casos por este mismo patrón. El procedimiento consistió en atacar a los servidores de los sitios web de 52 medios y organizaciones civiles hasta hacerlos colapsar”. Este año varios medios digitales han sido afectados por este tipo de bloqueo. Este mes, el portal Vendata reportó a través de Twitter un ataque DDOS en su servidor.