Solicitan extensión de medidas cautelares ante la Cidh para 13 servicios del J.M. de los Ríos - Memorias por la vida
10826
post-template-default,single,single-post,postid-10826,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Solicitan extensión de medidas cautelares ante la Cidh para 13 servicios del J.M. de los Ríos

Solicitan extensión de medidas cautelares ante la Cidh para 13 servicios del J.M. de los Ríos

Las ONG Centro Comunitario de Aprendizaje (Cecodap) y Prepara Familia solicitaron este miércoles a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (Cidh-OEA) una extensión de las medidas cautelares para proteger a los niños de 13 servicios más del hospital J.M. de los Ríos, que en principio solo se otorgaron a los pacientes de nefrología del centro pediátrico.

La información fue ofrecida por Carlos Trapani, abogado y coordinador de Cecodap, y Katherine Martínez, directora de Prepara Familia, en una rueda de prensa en la que, además, dieron un balance sobre lo conversado en la reunión del Grupo de Trabajo de la Cidh, celebrada el 2 de octubre en Colorado, Estados Unidos, durante el periodo de sesiones N° 169. En el encuentro, los peticionarios presentaron un balance sobre la situación actual del servicio de nefrología y las omisiones del Estado en cuanto al cumplimiento de las exigencias hechas por la Cidh.

Trapani especificó que se pedirán medidas cautelares para los niños atendidos en los servicios de cardiología, hematología, neumología, medicina II y III, anatomía patológica, centro de lactancia, consulta externa y triaje, neurocirugía, servicio integral pediátrico del niño sano, nutrición, medicina para adolescentes y neurología. Cecodap y Prepara Familia justificaron la solicitud de las medidas de protección luego de que obtuvieran informes de la Sociedad de Médicos del J.M. de los Ríos sobre la situación de cada área.

Trapani señaló que la crisis del centro pediátrico no es nueva y recordó que la Contraloría General de la República, entre 2013 y 2014, realizó dos informes que revelaban las fallas del centro de salud, pero que el Gobierno no había dado respuesta ni acató las recomendaciones que dio el organismo. Tampoco se sabe el curso de la investigación que abrió el Ministerio Público el año pasado tras registrarse las primeras muertes por el brote infeccioso que se produjo en la unidad de hemodiálisis del hospital de niños. “Este ha sido un hospital pobre para los pobres y, por eso, queremos que el Gobierno reconozca deficiencias y evite que más niños sigan sufriendo o, en el peor de los casos, muriendo”, acotó el abogado de Cecodap.

El 21 de febrero de 2018, la Cidh aprobó una medida cautelar para proteger el derecho a la salud y la vida de todos los niños que se atienden en el servicio de nefrología. Cecodap y Prepara Familia introdujeron la solicitud después de los fallecimientos de los niños que se infectaron con bacterias al momento de dializarse en la unidad de hemodiálisis del J.M. de Ríos. Las ONG registran que fueron diez los pacientes que perdieron la vida al contaminarse en el servicio entre mayo y agosto de 2017.

Persisten fallas en nefrología

Tras cumplirse siete meses de la aprobación de las medidas cautelares, Martínez señaló que durante el encuentro con el Grupo de Trabajo de la Cidh, en la que estaba presente el abogado Larry Davoeen representación del Estado venezolano, presentó un informe detallado de la situación en materia de infraestructura, acceso a medicamentos, insumos y alimentos y déficit de personal médico que sufre el servicio de nefrología.

La directora de Prepara Familia destacó que aún no se han desinfectado los tanques que surten de agua al hospital; tampoco se le ha realizado el mantenimiento preventivo correctivo a la planta de ósmosis que filtra las bacterias del agua usada en el proceso de diálisis. La última revisión que se le hizo al equipo fue el pasado mes de agosto y esta planta requiere ser reparada cada tres meses.

Detalló que actualmente en el servicio de hemodiálisis solo funcionan diez de las 15 máquinas para dializar a 22 pacientes con enfermedad crónica renal. En la reunión, Martínez solicitó la reactivación del Programa Nacional de Procura y Trasplante de Órganos del Ministerio de Salud, que cumple 16 meses suspendido luego de que el despacho no pudiera abastecer de medicamentos inmunosupresores a los pacientes para evitar que rechacen sus injertos.

Enfatizó que estas medidas deben cumplirse con prontitud, pues aseguró que en nefrología hay siete niños infectados, quienes enfrentan, además, la dotación irregular de antibióticos de amplio espectro. Los pacientes también sufren las deficiencias en cuanto a las fallas en la alimentación y el desabastecimiento de fórmulas lácteas y suplementos nutricionales. “El Estado solo mostró unas fotos del servicio y lo que realmente nos interesa es que se resuelva el acceso a los medicamentos, que se haga el mantenimiento de los tanques y la planta de ósmosis. Nosotros no queremos un maquillaje”, soltó Martínez.

Cecodap y Prepara Familia solicitaron a la representación del Estado que consignara un lapso perentorio y un cronograma de fechas para el cumplimiento de las medidas cautelares y la organización de reuniones entre los peticionarios de las medidas, los funcionarios del Ministerio de Salud y la directora del J.M. de los Ríos, Natalia Martinho. “La primera reunión estaba fijada para este martes (9 de octubre) y aún no hemos recibido respuesta”, dijo Martínez, que aseguró que el Estado tiene un periodo 15 días para responder.
Fuente: El Pitazo