Se necesita más de la mitad del salario mínimo para cubrir la lonchera escolar - Memorias por la vida
10052
post-template-default,single,single-post,postid-10052,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Se necesita más de la mitad del salario mínimo para cubrir la lonchera escolar

Se necesita más de la mitad del salario mínimo para cubrir la lonchera escolar

Para mandar a un niño a la escuela y que lleve en su lonchera una arepa rellena nada más con mortadela -si se consigue a precio regulado- acompañado de un vaso de jugo de guayaba hecho en casa, más una galleta maría, los padres necesitan a diario Bs.S 28 para hacer este desayuno, que en los 20 días al mes que el niño debería asistir a la escuelarepresenta un gasto de Bs.S 560 (Bs.F 56.000.000), lo que significa casi 30% del salario mínimo solo para cubrir la primera comida del día, que basada en esta combinación de alimentos, ni siquiera cumple con los requerimientos nutricionales que necesita un niño en edad escolar.

Pero si la lonchera se arma con una empanada y un jugo pequeño el gasto diario ronda los Bs.S 80, lo que se convierte en Bs.S 1.600 mensuales y obliga a que los padres gasten casi un sueldo mínimo para garantizar el desayuno de un solo niño.

Estos fueron parte de los cálculos que hizo la secretaria de educación del partido Primero Justicia y el equipo del concejal del municipio Libertador, Jesús Armas, quien aseguró que la lonchera escolar está en peligro de extinción porque si la familia depende de un único ingreso, no podrían cubrir el almuerzo, cena y meriendas de los hijos que estén en edad escolar porque entre 50 y 60% del salario mínimo del venezolano se va en el sustento alimenticio de un solo niño que asista al colegio.

“Los niños no tienen las condiciones básicas para ir a las escuelas, no tienen uniforme, útiles escolares y tampoco podrán tener las tres comidas básicas para su desarrollo”, dijo Armas. La primera razón que aparece como motivo para que los padres y representantes no envíen a los niños a la escuela es que no tienen comida para mandarles desayuno, según sondeos hechos en escuelas públicas y privadas del municipio Libertador, según explicó Armas y lo relaciona con el aumento de la deserción escolar, que se ha detectado especialmente durante los primeros días de clase cuando el año escolar apenas comienza.

Para leer la nota completa ingrese en: Tal Cual