En Táchira impidieron cobertura informativa a tres periodistas - Memorias por la vida
9943
post-template-default,single,single-post,postid-9943,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

En Táchira impidieron cobertura informativa a tres periodistas

En Táchira impidieron cobertura informativa a tres periodistas

El 18 de septiembre de 2018 a las periodistas Mariana Duque, del portal de noticias El Pitazo, y Lorena Bornacelly, de VPI Tv, no les permitieron reseñar que habían llegado alimentos al Hospital  Central de San Cristóbal.

Las comunicadoras estaban cubriendo  una asamblea de trabajadores de ese centro de salud y los mismos empleados informaron que había llegado carne de cerdo y huevos, entre otros alimentos para la comida de los pacientes.

Duque y Bornacelly fueron llevadas al área donde estaban los alimentos, pero la jefa de nutrición dijo que debía pedirle permiso al  director de la institución, Renny Cárdenas. Lo llamó por teléfono, a lo que el médico dijo que no podían tomar fotos, que debían volver al día  siguiente y que él mismo las acompañaría.

Bornacelly agregó que la semana anterior se publicó en El Pitazo una información con imágenes de la comida que dan a los pacientes y desde Corposalud se emitió una nota de prensa -con video incluido- en la que se aseguró que sí llegaban alimentos.

Aprovechando la asamblea y que los mismos trabajadores contaron sobre la alimentación, las periodistas fueron a darle cobertura, pero no se les permitió realizar su trabajo.

Ese mismo día la periodista de web y televisión Zulma López también sufrió un intento de limitación de cobertura en una estación de combustible de San Cristóbal, estado Táchira.

La periodista empezó a grabar desde la acera de la calle las largas colas para surtir gasolina cuando un militar que custodiaba la bomba se acercó para impedirle que continuara el registro audiovisual.

Los usuarios que se encontraban en cola la apoyaron verbalmente, por lo que el uniformado desistió de sus intenciones.

Fuente: IPYS Venezuela